21 de mayo de 2019

Jornada de Salud Intestinal en Sevilla

Jornada de Salud Intestinal en Sevilla donde hablaré de las causas que pueden estar detrás del SII y cómo se puede comer para tratar sus síntomas. El Dr. Blas López hablará de la importancia que tiene la microbiota en la salud.


Jornadas Gastronómicas sobre Dieta Saludable y Dieta Libre de Gluten


El 28 de Mayo estaré en el hospital Virgen de las Nieves hablando sobre cómo adaptar la Alimentación Hospitalaria a las Intolerancias Alimentarias. Habrá otras ponencias muy interesantes, así que quien sea de Granada que intente asistir porque será la mejor manera de celebrar el día nacional de la celiaquía y el día internacional de la nutrición ;)



25 de abril de 2019

Vídeos de la Jornada Salud Intestinal en Málaga

Actualización: Enlace a la lista de reproducción de los vídeos de esta jornada: http://bit.ly/2W1ks8K

La jornada de salud intestinal a celebrar en Málaga el 4 de Mayo, en la que se impartirán dos charlas, una sobre microbiota y otra sobre el tratamiento nutricional del Síndrome del Intestino Irritable, se enmarca en el proyecto de divulgación, a nivel nacional, que tiene nuestro grupo de facebook, con más de 16000 miembros, sobre patologías alimentarias. Y ahora este objetivo se canalizará a través de nuestra asociación.

 Hoy sabemos que los pacientes con patologías intestinales, que cursan con intolerancia a la fructosa sola o acompañadas con otras intolerancias, siempre se acompañan de una alteración de su microbiota, lo que conocemos con el nombre de disbiosis, y es necesario volver a balancearla para que el paciente pueda tener una solución más satisfactoria. Hoy día intolerancias y microbiota deben considerarse como un todo.

 Hace menos de un año ya estuvimos en el hospital Chip hablando de intolerancias alimentarias y como continuación de esa charla, y de un mayor conocimiento sobre la microbiota, creemos fundamental comenzar a divulgar la importancia que juega ésta en la salud de las personas. Con la charla sobre microbiota, intentamos presentar un panorama del mundo de las bacterias, arqueas, hongos y virus que habitan en nuestro aparato digestivo, principalmente en el intestino delgado y grueso. Para ello vamos a tratar de agruparlas desde un punto de vista funcional en una serie de grupos, de acuerdo con las funciones que realizan. Analizaremos cada grupo, estudiando las funciones que realizan y sus posibles alteraciones y cómo puede influir en la salud. Veremos cómo se complementan estos grupos entre sí y cómo la alteración de unos pueden afectar a otros. Y cómo algunos grupos pueden pasar de ser beneficiosos a patógenos por las alteraciones de otros. Después de esta charla se podrá tener un conocimiento sobre diferentes puntos:
  1. Conocer las principales bacterias que componen la microbiota.
  2. Conocer cómo se agrupan por su funciones.
  3. El papel funcional de cada grupo, sus alteraciones y su influencia negativa o positiva sobre otros grupos.
  4. Cómo las alteraciones pueden influir en los procesos de digestión y absorción de alimentos. En respuestas anómalas de nuestro sistema inmunológico innato e incluso adaptativo.
  5. Cómo se afectan las mucosas intestinales, dando lugar a un aumento de la permeabilidad intestinal, la cual puede conducir a múltiples alteraciones graves. Las cuales iremos analizando.
  6. Abordaremos las diferentes terapias que podemos utilizar para recuperar nuestra microbiota alterada.
Las dietas a utilizar en las diferentes patologías intestinales, sobre las que trataremos de divulgar, es otro pilar fundamental. Las consideramos complementarias de otros tratamientos y muy importantes en el control de los síntomas digestivos e incluso extradigestivos que presentan estos pacientes.

La charla que se dará tratará de explicar cómo aplicar una dieta FODMAP y qué alimentos se pueden utilizar en sus diferentes etapas de aplicación y las modificaciones que se deberían hacer, dependiendo de las patologías que queremos abordar.

Los puntos que se van a tratar en la segunda charla sobre el Síndrome del Intestino Irritable (SII) son:
  • Diferentes aspectos a considerar en el SII
    • ¿Se trata realmente de SII o hay alguna enfermedad subyacente que todavía no le ha sido diagnosticada?
    • Tipos de SII y consideraciones sobre cada tipo
    • Gluten y SII
    • Lactosa y SII
  • Tratamiento nutricional del SII
    • Tipos de dietas para aliviar su sintomatología
    • Dieta baja en FODMAP
      • En qué consiste
      • Principales alimentos que contienen FODMAP y cómo sustituirlos por opciones aptas para intolerancias alimentarias
      • Técnicas culinarias para reducir el contenido en FODMAP
      • Cómo aumentar la ingesta de fibra en una dieta baja en FODMAP
* Texto escrito por el Dr. Blas López Rueda y Mayca Carrillo Suárez



22 de enero de 2019

Vídeo: Dieta baja en FODMAP para Síndrome del Intestino Irritable

Charla de Mayca Carrillo Suárez, dietista-nutricionista especialista en patologías digestivas, sobre la dieta FODMAP aplicada a las intolerancias alimentarias. Universidad de Alicante. 29-11-18



Parte 1 de 2:


Parte 2 de 2:



21 de noviembre de 2018

Efectos que tiene la fibra

Tenemos que tener en cuenta que los alimentos están compuestos por diferentes tipos de fibra, como la fibra insoluble, la soluble y las fibras prebióticas como por ejemplo el almidón resistente. Estas fibras tienen acciones diferentes en el intestino.

Los alimentos que contienen principalmente fibra soluble o fermentable, como la fruta y las legumbres, van a incrementar la masa de las heces a través de un aumento de la biomasa, es decir, el volumen de las heces va a estar aumentado debido a que va a haber muchas más bacterias en las heces. También se va a aumentar la concentración de Ácidos Grasos de Cadena Corta (AGCC) que son muy beneficiosos para la salud. 

Los alimentos que tienen principalmente fibra insoluble o poco fermentable (como las que está en el salvado de los cereales), proporcionan más volumen en las heces por la propia presencia de la fibra que no se ha digerido por nuestras enzimas ni metabolizado por las bacterias.

Aunque más allá de considerar la clasificación de la fibra como soluble o insoluble, cuando estudiamos la microbiota intestinal, es más interesante fijarnos en si la fibra es muy fermentable o poco fermentable por las bacterias intestinales. Normalmente coincide que la fibra fermentable también es soluble, aunque hay excepciones como el almidón resistente, que a pesar de que es insoluble, es altamente fermentable, mientras que la fibra psillium a pesar de ser soluble, es poco fermentable, por eso es buena opción para suplementar la dieta en fibra sin que nos produzca demasiada flatulencia.

La fibra más fermentable incluye las pectinas, los fructanos, los mucílagos, los betaglucanos, los galactooligosacáridos, el almidón resistente y algunas hemicelulosas. Por otro lado, las fibras poco fermentables son la celulosa, algunas hemicelulosas y la lignina.


Haz click para ver en grande


Haz click para ver en grande

  • Si quieres saber cómo aumentar el consumo de fibra sin que te dé problemas de gases pincha aquí.
  • Si quieres saber qué cereales son los que te aportan más contenido en fibra sin aportarte apenas FODMAPs (azúcares fermentables), pincha aquí.
  • Si quieres conocer cuáles son los cereales con menos contenido en FODMAPs y que producen menos gases pincha aquí.
  • Si quieres aprender cómo reducir el contenido en FODMAP para tolerar más cantidad de frutas, verduras y legumbres, pincha aquí.

Cereales bajos en FODMAP

El principal FODMAP que contienen los cereales son los fructanos . Para conseguir tener variedad en la dieta y aumentar el consumo de fibra, debéis acudir a granos y cereales que son menos tradicionales como la polenta, el trigo sarraceno, el amaranto inflado, el mijo, la espelta (en caso de que no seais celíacos), palomitas, harina de arroz o de sorgo… en lugar de alimentos basados en el trigo que son más comunes como la pasta, los cuscús, la harina de trigo, los ñoquis y el pan.

En general os recomiendo que compréis panes y cereales elaborados sin gluten ya que los fructanos suelen estar en los alimentos que contienen gluten. De hecho, lo que se conoce como  Sensibilidad al Gluten no Celíaca, posiblemente se deba a los fructanos y no al gluten, pero no os podéis quitar el gluten si no habéis descartado previamente si sois o no celíacos porque si luego os queréis hacer la prueba, os puede salir un falso negativo.

Haz click para ver en grande




20 de noviembre de 2018

Técnicas culinarias para reducir el contenido en FODMAP

Hay varias técnicas culinarias que afectan al contenido en FODMAPs. Las técnicas que requieren agua, como es el hervido, el enlatado, el prensado, eliminación del suero, activación y germinación, disminuyen el contenido de azúcares hidrosolubles, como los fructanos y los galactanos, ya que éstos pasan al medio líquido.

Haz click para ver en grande

Por ejemplo, cocer las lentejas rojas a fuego lento durante 5 minutos, puede reducir su contenido en oligosacáridos en un 70%. Aunque ésta es la máxima cantidad que se puede reducir de esta manera y dejar cocinando así las lentejas durante más tiempo no va a permitir una reducción mayor. Sin embargo, si se cuelan muy bien las lentejas eliminando todo el agua que se pueda, después de haber estado cociéndose a fuego lento durante 30 minutos, se consigue reducir en un 12 % aún más el contenido en oligosacáridos, comparado con las lentejas en las que no se haya retirado bien el agua. En el caso de las alubias rojas sí que se siguen reduciendo su contenido en oligosacáridos después de pasados los 5 primeros minutos.

Haz click para ver en grande

Durante la fermentación los microorganismos, como los lactobacilos, se alimentan de FODMAPs (como los fructanos y los galactanos), por lo que se reduce el contenido de éstos en el alimento. Por tanto, cuanto mayor sea el tiempo de fermentación, mayor será la reducción  de estos FODMAPs.
Sin embargo, en algunos casos, la fermentación incrementa el contenido en manitol ya que éste puede ser un subproducto de la fermentación. Este es el caso del SauerKraut, que es col fermentada, y contiene mucho más manitol que la col cruda, que inherentemente lo que contiene es tan solo sorbitol.
Por esta razón os aconsejo que elijáis, si no sois celíacos, pan de espelta elaborado con masa madre y que haya sido elaborado por métodos tradicionales, usando un largo periodo de fermentación, y que evitéis otros alimentos fermentados como el Sauerkraut.

Haz click para ver en grande

El encurtido, la activación y la germinación, suelen reducir el contenido en FODMAP, y el proceso que más los reduce es el encurtido. Tanto el  encurtido como la activación requieren dejar en remojo el alimento en un medio líquido, por lo que los FODMAPs que son hidrosolubles, van a pasar al líquido.

Por ejemplo, el ajo, la cebolla y la remolacha, tienen un contenido mucho menor cuando están encurtidos, tanto que incluso pasan a ser tolerados aunque sólo sea en pequeñas cantidades (se reducen los fructanos en un 80%). Las alcachofas encurtidas también tienen reducidos los FODMAP, pero no lo suficiente como para que puedan ser toleradas.

El proceso de activación, que a veces se utiliza en frutos secos como los anacardos y los pistachos, y aunque reducen el contenido en FODMAP, sólo lo hace levemente, por lo que estos frutos secos seguirán sin poder tolerarse bien después de este proceso.
Como muchos de vosotros os preguntaréis en qué consiste lo de la activación lo explicaré brevemente. Consiste básicamente en dejar en remojo los frutos secos o semillas durante aproximadamente 12 h, y luego se deshidratan a bajas temperatura. El contenido en oligosacáridos se ve reducido posiblemente porque éstos pasan al agua cuando están en remojo.

La germinación también reduce el contenido en FODMAP de los granos como el trigo, la cebada y el centeno. Pero los efectos en las legumbres son muy variables, de modo que en el caso de los garbanzos germinados incluso se aumenta su contenido en FODMAP. Sin embargo, en el caso de la cebada germinada y de los brotes de soja, el contenido en FODMAP se reduce bastante, de tal modo que permite que estos alimentos puedan ser tolerados así.
Por cierto, los granos germinados son una transición entre las fases de semilla y planta. Estos granos se publicitan por su mayor perfil nutricional, pero no hay suficiente evidencia que apoye su mayor valor nutricional con respecto a su estado no germinado.

19 de noviembre de 2018

Alternativas a alimentos altos en FODMAPs

Para poder implementar con éxito una dieta baja en FODMAP, tenéis que modificar las recetas y sustituir ingredientes que sean altos en FODMAPs por otros que no los contengan apenas, y de esta manera os aseguraréis de que las comidas son sabrosas, nutritivas y por supuesto, bajas en FODMAPs.

Os recomiendo que pidáis que os pongan aparte las salsas ya que los condimentos suelen incluir ajo y cebolla.

El principal FODMAP presente en las legumbres son los galactanos (GOS). Como son solubles en agua, las legumbres que han estado mucho tiempo en agua y se han escurrido bien, se toleran mejor.

Las semillas son generalmente bajas en FODMAPs.

Los principales FODMAPs presentes en los frutos secos son los galactanos y los fructanos.

Los lácteos no están excluidos de la dieta FODMAP, ya que hay muchos que no contienen apenas lactosa.

Hay muchas bebidas alternativas a la leche que son bajas en FODMAPS, como la bebida de soja elaborada tan sólo con la proteína aislada de soja, la bebida de almendras, de arroz o de avena. Estas alternativas no contienen apenas proteínas ni contienen de manera natural calcio, así que se deben elegir las bebidas que estén fortificadas y que contengan al menos 120 mg de calcio por 100 ml.



Si queréis saber cómo dar sabor a vuestros platos, sin aumentarles su contenido en FODMAP, haz click aquí

16 de noviembre de 2018

Ingredientes con alto contenido en FODMAPs que se deben comprobar en el etiquetado

Es importante leer el etiquetado para identificar si al producto se le ha añadido fructosa, inulina o polioles como el sorbitol, xilitol o eritritol, tal y como podemos ver en las siguientes diapositivas:

Consejos para aumentar la fibra en una dieta baja en FODMAP

Más allá de considerar la clasificación de la fibra en soluble e insoluble, cuando tenemos en cuenta la microbiota intestinal, nos damos cuenta en que es más importante fijarnos en que si la fibra es muy fermentable o poco fermentable por las bacterias intestinales, ya que de esto va a depender de que se tolere mejor o peor en el caso de tener intolerancias alimentarias.

Lo más leído